Simon Yates aumenta su ventaja al frente de la general del Giro

El británico ataca en el último puerto puntuable y logra distanciar a Dumoulin en otros 41 segundos antes de la crono individual del próximo martes.

20/05/2018 Fuente: http://www.ciclismoafondo.es

Es cierto que en Italia tienen tantos y tan variados puertos que un segunda o un tercera transalpino podría pasar por otra categoría en otra carrera. Pero en una etapa sin grandes montes, sin pendientes bestiales ni rampas intimidantes, se dieron ataques, resistencias y desfallecimientos en la lucha por la general. En Sappada, nueva victoria del británico Simon Yates. Y en solitario. Tercer éxito parcial para el líder, como ya hicieran Simoni en 2003 y Nibali en 2013. Pero Yates las ha concretado de una manera más temprana. Este domingo el Giro afrontaba su decimoquinta etapa.

Obsesionado con sus réditos sobre Tom Dumoulin, Yates no quiso dejar pasar la última oportunidad de engordar su zurrón de tiempo antes de la crono del martes. Y así, en la ascensión a Costalissoio, allí donde sobrevivían con pocos segundos los últimos rescoldos de la (otrora) numerosa fuga del día, el italiano Ciccone (Bardiani) y el alemán Denz (AG2R), la maglia rosa aceleró su ritmo. Tiraba Jack Haig, miró para el lado como avisando que se le acababa el depósito, y Yates arranco. “Fue instinto”, diría después al ser cuestionado sobre la planificación o no del movimiento. Instinto.

Restaban Algo menos de 18 kilómetros para la meta. Con esfuerzo, el colombiano Miguel Ángel López (Astana) logró alcanzar su rueda. Y poco a poco, también lo hicieron Dumoulin (Sunweb), Pinot (FDJ), Carapaz (Movistar) y Pozzovivo (Bahrein-Merida). Para entonces hacía un rato que Chris Froome (Sky) había cedido, un paso atrás de 1:32 en la línea de meta. Y un mundo que también se había dejado ir el italiano Fabio Aru (UAE), descolgado en el Passo di Sant´Antonio. No acabaría aquí el empeño de Yates.

La maglia rosa volvería a atacar a 17,3 kilómetros para el final y en apenas un instante amasaba una docena de segundos. Comenzaba una contrarreloj hasta la meta, una crono con un descenso y una subida tendida hasta Sappada que gestionar. Los líderes, cuerpo a cuerpo. Yates fue incrementado poco a poco su renta, que si 27 segundos a diez del final, que si 34 a ocho, que si 44 a seis,… Dumoulin, por detrás, tras llevar mucho rato las riendas de la persecución, tuvo que rehacerse a una pequeña crisis a tres kilómetros y medio después de un ataque de Carapaz. Pero a su ritmo, sufriendo, logró reintegrarse en ese quinto memorizable, López-Dumoulin-Pinot-Carapaz-Pozzovivo, que alcanzó la meta tras Yates.

El británico refuerza su liderato y afrontará la crono con más de dos minutos sobre Tom Dumoulin. Son 2:11 los que separan al actual líder del anterior ganador del Giro. Llega la crono del martes, 34,2 kilómetros entre Trento y Rovereto. Pero antes, este lunes, tercer y último día de descanso.